3 de abril de 2016

Sobre las ciudades

Night umbrellas, de Leonid Afremov

Leo en el periódico de hoy una opinión de la escritora Julia Navarro sobre las ciudades. En lo personal, me gusta visitar de vez en cuando la ciudad, y me encanta andar por las ciudades, la ciudad en la que estoy o alguna ciudad de paso, cuando tengo oportunidad de viajar. Me gusta la sensación de que todo es nuevo y también la sensación de anonimato. Puedo ver todo con detenimiento; tengo mucho tiempo y muchas ocasiones para apreciar y para pensar. Pero también está el otro lado de las ciudades, que yo también veo y del que habla Navarro: "(...) es una ciudad muy individualista y creo que las ciudades cada vez lo son más. Cada persona va a lo suyo y la única preocupación es triunfar. Una situación que crea individualismo, poca empatía y gente solitaria. (...) me horroriza pensar en ese tipo de sociedad".
Las ciudades tienen belleza y asombro, pero también, entre otras cosas no tan hermosas, demasiado aislamiento, o tal vez, demasiada búsqueda de cosas no esenciales. (No considero negativo lo no esencial, sino el exceso de la producción y búsqueda de cosas no esenciales). ¿Necesariamente debe ser así?

Sobrepasa

La poesía  sobrepasa la literatura. —Vladimir Amaya *Imagen: La gran ola , de Hokusai.