4 de enero de 2016

Si no busco al amor

Algo completamente nuevo
puede surgir en estos versos
si dejo a las palabras que ellas abran
las puertas del sonido, los horizontes.

Si antes de recorrer el campo blanco
con estos surcos de la tinta negros
toco por un instante, un sólo instante,
el tiempo donde nada tiene nombre,
el agua del silencio de la que surgen
nuestros rostros
y los rostros mismos
de las estrellas.

Algo completamente nuevo
puede iniciar así. Algo como encontrar
ahora aquí, entre la multitud,
un rostro hermoso, humanamente hermoso, 
y abrir la flor del corazón por él.

Como ver sin fronteras a esos ojos
y decir sin palabras nuestra rosa.
Como hallar las palabras necesarias.
Como llegar al sí,
al rostro,
al beso.

Esto es algo completamente único
en el universo.

Y esto puede surgir de nuestras voces,
esto puede ocurrir por nuestras manos
si el ritmo, si ese extraño himno gigante
es el que guía, si no somos nosotros
los que cantan, sino que las palabras
son quienes nos pronuncian
por entero
y nos vuelven a ser, una vez más,
como al inicio de nosotros mismos:
sólo música.

Algo completamente nuevo
puede ocurrir por esta voz que se me ha dado
si no busco al amor, sino que dejo
que él me encuentre, que él me cree nuevo
igual que el Sol del amanecer crea a una rosa.

Que las palabras inicien el tiempo
si nos dejamos ocurrir en música.
Que las palabras inicien el tiempo
si no busco al amor, si sólo dejo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abro los ojos a mí

Dawn of a New Day , de Theresa Paden Abro los ojos a mí y esto soy: un caballo en el viento al alba.